Dos gremios de la salud municipal de Curicó se pusieron en Alerta tras “bajarse” de las conversaciones

Dos gremios de la salud municipal de Curicó  se pusieron en Alerta tras “bajarse” de las conversaciones

Dos de las tres organizaciones gremiales, que agrupan a los funcionarios de la salud municipalizada de Curicó determinaron retirarse de la mesa de negociación en la que se encontraban con la dirección de este sector, y se colocaron en estado de alerta. Ello a causa de la rebaja de asignaciones que afectaría a unos 150 trabajadores, entre estos, nocheros, vigilantes, y especialmente de urgencia, de los consultorios locales.

Dirigentes de Aprodap y Afutram, en conferencia de prensa dieron a conocer que existe “descontento y profundo rechazo por las constantes irregularidades que se han cometido al entregar asignaciones bajo el amparo de la ley 19.378, articulo 45, por parte de la autoridad comunal, lo que ha significado un profundo retroceso en las conversaciones sostenidas por estas asociaciones con el alcalde de Curicó”.

85 por ciento

La presidenta de Aprodap, Elizabeth Trigari, manifestó que estas asignaciones se están otorgando “de manera antojadiza, sin los argumentos que fueron fijados para su otorgamiento, por lo que recurriremos a la Contraloría de la República para que se pronuncie”, añadiendo que lo anterior perjudica a un número importante de funcionarios de urgencia, incluidos médicos, administrativos, auxiliares, y vigilantes”.

Sostuvo que a ellos “se les pretende rebajar considerablemente su remuneración, sus ingresos, teniendo en cuenta que son ellos los que realizan más del 85 por ciento de las atenciones de urgencia de la comuna, y que deben realizarlo en condiciones mínimas de seguridad, enfrentando agresiones, insultos y muestras de desprecio”.

Alerta Máxima

Trigari indicó que por los anterior ambos gremios “nos bajamos de la mesa de negociación en la que estábamos, nos declaramos en estado de alerta máxima, a la espera de un informe que debe entregar Contraloría, en base al cual creemos debemos sentarnos a conversar, y en tercer lugar a la espera que se valorice, se valide la atención que entregan los funcionarios de urgencia”, reiteró la profesional.

En cuanto a la mencionada asignación explicó que esta “se entrega anualmente, y es en esta fecha en que comienzan a darse las conversaciones y análisis al respecto para determinar a quienes se le asigna,  esto debiera estar decretado antes del 15 de enero, y lamentablemente no se han considerado los aspectos técnicos, y solo se han priorizado aspectos financieros”.

Por compromisos

Lo anterior fue complementado por el presidente de Afutram, Hugo Farías, quien indicó que esperan que las asignaciones se sigan entregando como en el 2018, y que estas sean entregadas en base a fundamentos técnicos, legales, y no por compromisos “

Instagram
volver arriba