Funcionario municipal fue protagonista de feliz final para una historia de angustia protagonizada por joven matrimonio

Funcionario municipal fue protagonista de feliz final para una historia de angustia protagonizada por joven matrimonio

“¡A mi esposa embarazada se le rompió la bolsa!”. Con ese desgarrador grito, fruto del temor de quien ve como sus sueños de ser padre por primera vez se pueden truncar, el joven Antonio Oyarce, trataba de evitar esa posible desgracia, ya que minutos antes su esposa, una joven argentina, de nombre Ayelén había roto bolsa y debía ser traslada con urgencia al principal recinto hospitalario de Curicó

Los nervios se estaban transformando en el peor enemigo de Antonio, producto de la congestión vehicular, cada minuto que pasaba era una eternidad en la vida de esta joven curicana.

Para el funcionario de seguridad pública de la municipalidad de Curicó, Claudio Ramírez el día se desarrollaba con normalidad, y como era habitual debía realizar un patrullaje preventivo en Valles de Santa Fe, sin pensar ni saber que se transformaría en el protagonista de la esperanza para el angustiado matrimonio.

Quizás el destino lo quiso así, pero lo cierto es que las vidas de estos tres protagonistas se cruzaron el día y la hora indicada, para que lo que parecía una historia con un triste final, se convirtiera en un cuento que ninguno de sus protagonistas podrá olvidar.

Ramírez recuerda con emoción, como si fuera hoy, que desde una camioneta le hacían señas “con los intermitentes y luces, y veo salir una mano con medio cuerpo hacia afuera que me dice ábrame por favor camino que a mi esposa embaraza se le rompió la bolsa”.

Era una hora punta, agrega, por lo que había gran congestión vehicular, sin embargo, gracias a la colaboración de los conductores se fue abriendo paso hasta llegar al hospital. “Llegamos a la asistencia pública y considerando el estado de la señora, que era joven y argentina, solicito una silla de rueda, bajamos a la niña del auto y venía bien descompuesta. Converse con personal de atención médica, un enfermero en jefe y le presente la inconveniencia que venía presentando este matrimonio, se hicieron cargo del tema y nosotros seguimos nuestras labores habituales”.

Si bien el trabajo estaba hecho, el funcionario se mantuvo en contacto con la familia, como vaticinando que algo podía ocurrir, y estaba en lo cierto. La joven fue dada de alta tres horas después de ingresar al recinto hospitalario y no se sentía bien. “Razón por la que el Director de Seguridad Pública Juan Carlos Ponce se contacta con el SAR Bombero Garrido, a eso de las 23:15 horas, y nos dirigimos allá, donde ella fue atendida con la urgencia que al otro día se fuera al tiro al hospital base de Curicó”.

Luego de regresar al hospital, a los pocos días nació su pequeña por cesárea. Los ojos de Claudio brillan cuando recuerda lo sucedido, porque, dice, son situaciones que no suceden todos los días. “A nosotros nos están preparando constantemente en diferentes áreas para estar atentos hacia la comunidad, que es lo que quiere nuestro alcalde, para ser unos servidores de la comunidad y este caso fue emblemático para nosotros”.

Ya en la tranquilidad de su hogar, y con la certeza de que la pequeña Cloide Ignacia disfruta de buena salud y que lo vivido sólo será parte de sus recuerdos, la joven madre Julieta Ayelén Muñoz, cuenta que se le había roto una membrana de la bolsa e “íbamos directo al hospital, pero había mucho taco entonces a los de la municipalidad les pedimos si nos podían ayudar para llegar lo más rápido posible. Nos ayudaron bastante, nos trasladaron hasta el hospital, me bajaron en una silla de ruedas, después me fueron a ver cuando nació mi hija. Estoy muy agradecida por lo que hicieron”.

Una mirada similar, donde la eterna gratitud hacia este funcionario es el denominador común, tiene la abuela del padre de la pequeña Cloide, Alicia Ramírez, quien destacó el trabajo realizado Claudio Ramírez. Anunció además quien será el padrino de la pequeña Cloide Ignacia Oyarce Muñoz en señal de eterno agradecimiento. “Muy agradecida de don Claudio que fue el que nos escoltó la camioneta del nieto para que llegara al hospital, porque iba mal esta niña, pero felizmente y gracias a Dios, después de tres días nació la niña por cesárea”.

El funcionario recibió las felicitaciones del alcalde Javier Muñoz y del director de seguridad Pública Juan Carlos Ponce, ya que hay acciones que exceden de la labor habitual del funcionario público y donde se demuestra el espíritu solidario y la vocación de servicio.

Instagram
Modificado por última vez enLunes, 07 Octubre 2019 12:43
volver arriba