Junio 05, 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Estrictos controles a curicanos que transitan en periodo de Toque de Queda.

En el sector surponiente de Curicó y en el cerro Carlos Condell, personal de ejército, Carabineros y seguridad pública municipal, realizaron estrictos controles a las personas que transitan por las calles de la ciudad después de las 22:00 horas, horario en el que rige el toque de queda.

Cabe recordar que el municipio realizó el cierre del cerro Carlos Condell, medida comenzó a regir el 30 de marzo, a solicitud del alcalde Javier Muñoz, mediante la promulgación de un decreto municipal que establece el cierre indefinido del Parque Cerro Condell y prohíbe el ingreso de peatones y vehículos en cualquier horario, ellocon la finalidad de prevenir el contagio por Covid-19.

El Director de Seguridad Pública, Juan Carlos Ponce señaló que el Decreto Exento N° 1515 establece que se prohíbe a contar del 30 de Marzo de 2020, en forma indefinida, el acceso de peatones y vehículos al Cerro Condell de Curicó, en horario permanente, de lunes a domingo, es por ello que se realizarán fiscalizaciones coordinadas tendientes al cumplimiento de esta normativa, cuya principal finalidad es velar por la salud de las personas.

Dentro de las medidas que podemos realizar hemos coordinado con Carabineros y también con el Ejército fiscalizaciones del Parque Cerro Condell. Lamentablemente,hemos encontrado personas y vehículos motorizados, particularmente motos, por lo que hemos cursados las respectivas infracciones”, dijo el profesional.

Además, el Director de Seguridad Pública dijo que se realizó un check point o punto de control  en el sector Aguas Negras donde Carabineros realizó controles, revisó salvoconductos. También en estos operativos, tanto en el sector Aguas Negras, como en otros lugares de la vía pública, como el Cerro Condell, se realizó toma de temperatura a través del enfermero militar que estaba acompañando el operativo”.

Cabe destacar que esta medida implementada por el alcalde Javier Muñoz, tiene por finalidad evitar que el principal atractivo turístico de la comuna de Curicó se transforme en un foco de contagio, tanto para las personas que diariamente concurren, como para los funcionarios que ahí se desempeñan.