Octubre 20, 2020

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Últimos días del año dejan cuatro víctimas fatales en sectores rurales de Curicó

By Diciembre 30, 2019
Imagen: Mauricio Poblete Imagen: Mauricio Poblete

CURICÓ. La Brigada de Homicidios (BH) perteneciente a la Policía de Investigaciones (PDI) de esta ciudad se encuentra trabajando en establecer las causas de muerte de 4 personas. De ellas, dos fallecieron en el sector de Mira-ríos, de comuna de Hualañé, otra, un hombre murió ahogado tras caer a un canal de regadío frente en la localidad de Santa Julia, Sagrada Familia, mientras que un cuarto individuo pereció tras desangrarse, al quebrar el vidrio de un automóvil.

El primero de estos casos se registró en Hualañé, donde una mujer que acudió hasta casa de dos hermanos que vivían juntos, los encontró muertos, uno de ellos al interior del inmueble, y el otro en las afueras del mismo, sin lesiones atribuibles a terceras personas, según explicó el jefe de la Brigada de Homicidios, comisario Gino Gutiérrez, precisando que ambos trabajadores habrían ingerido alguna sustancia, que pudiera haber generado el deceso, lo que será establecido, en todo caso, por el Servicio Médico Legal.

Las víctimas fatales fueron identificadas como los hermanos, Ricardo y Jorge Ponce, de 59 y 70 años de edad respectivamente, no descartándose que durante la noche del viernes hayan ingerido algunas dosis de alcohol mezclada accidentalmente con algún insecticida o pesticida para luego ir a dormir al domicilio que compartían en el sector de Mira-ríos donde murieron, presumiblemente a causa de los efectos letales del químico.

El jefe de la BH indicó que también en el fin de semana debieron trasladarse hasta el sector del fundo Santa Julia, en Sagrada Familia, donde fue ubicado, al interior de un canal de regadío, el cuerpo de un trabajador de 79 años de edad, identificado como Carlos Arturo Rojas Herrera. Este no presentaba lesiones atribuibles a terceras personas, por lo que es probable haya sufrido un paro cardiorrespiratorio, ya que, según su familia, padecía dolencias cardiacas, dijo Gutiérrez.

Una cuarta víctima fatal se registró el miércoles de la semana pasada, en el balneario costero de Iloca, donde un individuo falleció, aparentemente por una anemia aguda, al desangrarse tras provocarse una profunda herida en uno de sus brazos al romper violentamente un vidrio de su vehículo, explicó el jefe policial. Gino Gutiérrez, indicó que en todo caso se está a la espera de los respectivos resultados, del examen autópsico, realizado a cada una las víctimas, en el Servicio Médico Legal de Curicó.