Identificarse

Raúl Narváez: el curicano que llevó al límite la exigencia humana

Abril 30, 2021

Con participación en todos los continentes, el exultramaratonista y destacado empresario curicano, Raúl Narváez, dio detalles de su recorrido deportivo por el globo terráqueo, instancia que ad portas de cumplir los 62 años ha decidido dejar, aunque seguirá ligado a la actividad aconsejando a las futuras generaciones.

Sobre esta maratónica exigencia física, a la cual ha dedicado muchos años de su vida, recorriendo miles de kilómetros,en entrevista del Programa “Zona Deportes”, de la Corporación de Deportes de Curicó, Narváez, señala que no se siente “un superhumano, ni diferente a cualquier humano”, sino que todo “es parte de la constancia que deben tener las personas para cumplir sus objetivos”, pensamiento que a su juicio también debe "ser aplicado en el día a día".

“Hoy día estamos acostumbrados a quejarnos, a lamentarnos, perdemos tiempo cuando podríamos aprovecharlo con cosas que nos llenen el alma, porque lo que está destinado nos llegará (sí o sí)”, señaló.

Sobre sus inicios, sostuvo. “Esta locura comenzó hace 40 años. Mi primera proeza fue correr desde el retén de Los Niches hasta mi casa, alrededor de 12 kilómetros". Agrega: "En el tiempo uno no dimensiona lo que puede hacer con la constancia y perseverancia”.

Para Narváez nada es imposible y es ese mensaje el que quiere entregar a las nuevas generaciones. “Todos en esta sala (estudio televisivo) pueden hacer un maratón, todo está en la disciplina. El primer esfuerzo está en levantarse por las mañanas, y de ahí comenzar el día con energía. El ultramaratón por ejemplo parte desde el 42. 5 kilómetros hacia arriba, la primera parte es sólo una introducción. En la prueba de los Cinco Continentes, que son 520 kilómetros en 10 días, la exigencia fue mayor, de hecho, no la pude completar, pero estuve ahí, luchando con todo”, sostuvo.

Cabe señalar que Nárvaez es el único chileno que ha corrido el “Racing The Planet” (Corriendo El Planeta), la serie de los Cuatro Desiertos, que se disputa en Atacama (Chile), Gobi (Mongolia), Namibia y la Antártica, sumando un total de mil kilómetros. “Es todo extremo, te cansas, lloras. En la actualidad el mundo está agobiado, yo creo que este tipo de competencias es así, como la vida que vivimos hoy”.

Finalmente afirma: "Creo en Dios, todo los días doy gracias de estar vivo. Curicó tiene deportistas de toda índole, destacar al municipio por su trabajo. Yo creo que en el corto plazo seremos un buen exportador de buenos deportistas. Aprendamos de la experiencia, el regalo más grande es la salud, debemos cuidarla".