Identificarse

Liberan ejemplar de Pudú que fue herido por perros

Noviembre 05, 2020

Un ejemplar de Pudu, que fue encontrado con heridas provocadas por perros en la comuna de Curepto, fue liberado a su habitad natural tras ser atendido por profesionales Médicos Veterinarios.

El ejemplar que se encuentra protegido por la Ley de Caza, cuando fue encontrado fue entregado, en un principio, a una clínica veterinaria de la comuna de Curepto donde la profesional le entregó las primeras atenciones.

Posteriormente funcionarios del SAG, pudieron comprobar en terreno que el animal se encontraba con claros signos de estrés y afectado por una herida profunda en la zona del cuello. El animal fue trasladado a Talca, recibiendo los cuidados del médico veterinario SAG, especialista en fauna silvestre, Rodrigo Villalobos, quien entregó los cuidados, que permitieron estabilizar la salud del Pudu, lo que permitió el retorno a su medio natural en la comuna de Río Claro.

En la liberación del ejemplar participaron funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero de Talca, junto al Seremi de Agricultura, Luis Verdejo, y profesionales del departamento de medio ambiente de la Municipalidad de Río Claro,

En la ocasión la Jefa de oficina SAG de Talca, Carolina Imbert, quien participó de la liberación del ejemplar, llamo a la población a colaborar en el cuidado de las especies de fauna silvestre

“El importante trabajo que hace el SAG en el cuidado y protección de las especies de fauna silvestre protegida no sería posible sin la ayuda y colaboración de la comunidad, ya que forman parte relevante en el aviso oportuno de ejemplares que se encuentran en riesgo o heridos”, señaló.

El pudú es uno de los ciervos más pequeño de Sudamérica, de la familia Cervidae, orden Artiodactyla y clase Mammalia y su categoría de conservación es vulnerable de acuerdo con el reglamento de la Ley de Caza y al reglamento de Clasificación de especies del Ministerio del Medio Ambiente.  Su distribución, compartida con Argentina, llega en el país del río Teno por el norte y al río Pascua en la región de Aysén. La vulnerabilidad de esta especie es alta debido a que la comuna de Curepto es el límite norte de su distribución por la cordillera de la costa, con una alta amenaza por la cacería ilegal, ataque de perros, la interacción de la actividad agrícola y forestal, además de una creciente área poblacional.  Por esta razón su caza y captura es considerada un delito, sancionado con presidio por el Ministerio Público, según la Ley de Caza.