Abril 03, 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Intentaban vender vehículo encargado por robo tras portonazo a Uber en el 2017.

La Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) de la PDI de Santa Cruz, logró recuperar el vehículo que fue sustraído a su país ropietario mientras prestaba un servicio de UBER en el 2017, en la Región Metropolitana.

El hecho del robo ocurrió en agosto del año pasado, cuando tres sujetos solicitaron servico de traslado UBER en la Región Metropolitana, con dirección a un sitio aislado ubicado en la comuna de San Bernando, lugar donde los desconocidos premunidos con un arma de fuego, efectuaron un portonazo al dueño del autómovil, dándose darse a la fuga en dirección desconocida.

La víctima en su oportunidad, interpuso la respectiva denuncia en Carabineros del sector, la que posteriormente originó investigación que no logró hallar el vehículo robado, optando por cotizar un nuevo vehículo de trabajo de similares características, y fue así que logró dar a través de una página de venta de vehículo en Facebook, un vehículo de la misma marca y modelo en la comuna de Santa Cruz, Región de O´Higgins; pero al examinar con más detalles las fotos, se percató que el vehículo mantenía una series de características que lo hacían dudar que podría tratarse de su antiguo automóvil, por lo que concertó una cita con el oferente durante la jornada de este jueves.

Ante esta situación, la víctima dio cuenta a la PDI de Santa Cruz, quienes tras efectuar un cruce de información respecto de la denuncia y la investigación desarrollada, sumado a los datos aportados por el afectado, lograron establecer la ubicación e individualización del oferente en la comuna, por lo que se trasladaron los detectives al punto de reunión donde iba a ser exhibido el vehículo, el cual tras una inpección visual por parte de los investigadores policiales, éstos se percataron que el número de chassis estaba adulterado, mientras que sus placas patentes correpondían a otro vehículo de la misma marca modelo y color las cuales tenían no mantenían encargo por robo.

Por lo anteiror, los detectives detuvieron por el delito de receptación flagrante a un joven de 28 años, dando cuenta del procedimiento policial al fiscal de turno, quien dispuso que fuese apercebido y dejado en libertad a espera de citación por parte de esa fiscalía local.