Herramientas de control para prevenir los peligros a los que se exponen los menores en Internet

Herramientas de control para prevenir los peligros a los que se exponen los menores en Internet

Los métodos de control parental en la web están a la mano de los padres. Así como hay herramientas para generar buena tecnología, existen otras para controlarla.

Los padres a menudo se sienten intimidados por la relación que tienen sus hijos con otras personas en internet. Sin embargo, esto tiene una explicación comprensible, el mundo de las redes se presenta como un medio incontrolable debido a su extensión. Los correos electrónicos, las redes sociales, los servicios de mensajería, las aplicaciones, los foros y otros instrumentos virtuales pueden transformarse en un arma peligrosa si no se controla adecuadamente.

¿Cuáles son los riesgos para los niños en Internet y en las redes sociales?  

  • Grooming: El grooming una práctica a través de la cual un adulto se gana la confianza de un menor con un propósito sexual.
  • Sexting: El sexting o intercambio de fotografías o vídeos con contenido erótico entre los propios jóvenes con las que luego llegan a extorsionarse causando daños psicológicos importantes.
  • Ciberbullying: Por otra parte, existe el conocido como ciberbullying, o acoso entre menores que en Internet por su carácter global, supone un alcance que puede llegar a generar mucho daño no sólo al menor sino a su familia y amigos.
  • Retos Virales: Los retos virales llegan a los menores de edad a través de memes o videos y son verdaderamente peligrosos, debido a que el menor no dimensiona los riesgos que estos desafíos proponen, algunos de estos desafíos pueden provocar la muerte.

 

Aplicaciones para control parental

El móvil es el dispositivo electrónico más utilizado, pero es más común entre los infantes y adolescentes. Una encuesta en línea realizada por Motorola revela que el 50% de los jóvenes de 10 a 19 años mantienen el teléfono en sus manos durante todo el día.

En el estudio realizado en Argentina, participaron 2.500 jóvenes y lo que indica es que, el carácter portable de tal artefacto, genera una dependencia a veces irresistible para ellos. En este sentido, se puede concluir que la mayoría de las actividades cibernéticas se gestionan a través de este medio que los acompaña a donde quiera.

Para controlar su uso se recomienda optar por la contratación de un servicio especializado. Las compañías que lo ofrecen diseñaron un sistema especial para control parental. Solo se requiere acceso directo al móvil con la finalidad de descargar e instalar el software. Una vez hecho esto, el adulto podrá tener acceso completo a todos los movimientos ejecutados por el joven, entre ellos se incluye:

  • Tecnología keylogger informa sobre cada selección hecha sobre el teclado.
  • Geofencing
  • Registro de llamadas, números desconocidos y mensajes de texto.
  • Acceso al historial de búsqueda en cualquier navegador.
  • Configuración para bloqueo de sitios prohibidos o personas indeseables.
  • Información acerca del contenido textual y multimedia transmitido en redes sociales y mensajerías instantáneas.
  • Sincronizar WhatsApp web en la computadora

Uno de los peligros que existen en internet para los menores, es el ciberacoso o bullying, que se puede ocurrir en redes sociales como WhatsApp

Si un padre piensa que el menor sufre un posible ciberacoso en esta red social, puede optar por abrir WhatsApp web desde un ordenador. Así podrá ver las conversaciones sin que él se entere de ello. Debido a que es la red social más utilizada, es probable que elija esta mensajería para tener un intercambio de información relevante. Gracias a esta idea, muchos padres han podido intervenir situaciones dañinas a tiempo.

Pautas para proteger a tu hijo en el internet

  • Esperar la edad adecuada para manejar ciertas actividades cibernéticas y artefactos electrónicos. Por ejemplo, Facebook contempla en sus políticas que los niños menores de 13 años no pueden tener una cuenta en la red social.
  • Abstenerse de publicar datos privados como dirección residencial, teléfonos, y ocupación de la familia. Esto es un blanco fácil para los acosadores.
  • Establecer configuraciones privadas en todas las redes sociales. El contenido compartido no puede ser de dominio público pues el joven se expone a ser dañado.
  • Solo aceptar aquellas solicitudes de personas conocidas: familiares y amigos.
  • Evadir las publicaciones presuntuosas porque de lo contrario se envía una imagen equivocada que puede crear problemas de extorsión.
Instagram
volver arriba