Junio 05, 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Comitiva de Corporación Cultural realizó expedición a la “Piedra del sol”

Con la finalidad  de conocer en terreno,  apreciar, investigar y registrar algunos baluartes arqueológicos y patrimoniales ubicados en nuestra provincia y sus cercanías, realizó un viaje expedicionario una comitiva de la Corporación Cultural de Curicó, encabezada por su director ejecutivo, Adolfo González Fuenzalida, acompañado del periodista Juan Pablo Jiménez, Jefe del Depto. de Comunicaciones, Juan Jorquera, Encargado de Turismo Cultural, el periodista Rodolfo de los Reyes y la asistente gráfica Elizabeth Quiñones. La comitiva se trasladó hacia la costa de Curicó, visitando el pueblo de Vichuquén, donde establecieron contacto con diversos protagonistas de la preservación cultural, patrimonial y de artesanía de la zona.  Al respecto Adolfo González, señaló la importancia de la vinculación con las artesanas de Vichuquén y sus lozas, como con otras instituciones, y la generación de un notable punto de lectura en el “Hotel Parador”, donde la mayoría son textos que hacen un rescate patrimonial, histórico y estético de la región.

Piedra Del Sol

Al norte de Vichuquén, casi llegando al antiguo poblado colonial de San Pedro de Alcántara, se encuentra una enorme roca de dos por tres metros aproximadamente, que es un petroglifo ancestral de la cultura inca, cuyo imperio llegaba hasta el río Maule. Esta roca, según los entendidos, forma parte de un complejo de vestigios megalíticos de la zona central de Chile, que incluye los petroglifos de los “Soles de Malloa, Jeróglifos de “La Casa Pintada de Tinguiririca” al oriente de San Fernando, y otros monumentos megalíticos existentes en los cerros de Machalí  y en las Rocas de Santo Domingo. Sin embargo este petroglifo, que aparece mencionado por historiadores como René León Echaíz, Ricardo Latcham, Rafael Barros y otros, y cuyas fotografías se encuentran en el Museo de Colchagua y de Vichuquén, ambos pertenecientes a la Fundación Carlos Cardoen, está en un notable estado de abandono, sin ninguna protección ni señalética, como antiguamente estaba lo que causó gran impresión en la comitiva, al respecto Adolfo González señaló:

“Resulta lamentable que este vestigio de una cultura precolombina se encuentre en esta situación de deterioro y abandono, dado la importancia histórica, antropológica y geológica que presenta, y que tampoco existan estudios en profundidad para determinar más exactamente su origen y la importancia de su entorno. Al observar hay varios elementos que nos llaman la atención y creemos que se debe prestar más atención a este lugar tanto en su conservación, conocimiento y difusión de su historia”.

Sobre el valor patrimonial y turístico de la zona, el encargado de Turismo Cultural de la CCC. Juan Jorquera señaló:

“Sin duda toda esta zona tiene un gran valor histórico y cultural que se relaciona con un tipo de turismo que está muy en alza. Creo que en toda la costa de la provincia de Curicó y de Colchagua, se puede hacer una ruta de gran valor patrimonial, no sólo por la “Piedra del Sol” sino por la presencia de un Convento San Franciscano, en estos lugares tan apartados, que resulta interesante y más aún reconstruir la ruta de los conventos franciscanos en la zona central de Chile, cuya presencia trae muchos aportes, en lo cultural, religioso, social, la imaginería y todo lo asociado a este orden que es muy antigua en nuestro país”.

Por su parte el periodista Jefe de Comunicaciones de la CCC, Juan Pablo Jiménez, señaló estar muy impactado por la topografía y paisaje de estos lugares, como en especial por la existencia del pueblo colonial San Pedro de Alcántara y su convento, que es una suerte de “oasis”  en la actualidad, al respecto señaló:

Conocer estos lugares es una grata sorpresa, y más aun viendo el enorme potencial cultural que uno puede aprender y a su vez difundir. Los saberes, historias e idiosincrasia de estos lugares signados por su historia y la antigua presencia precolombina que sin duda ha dejado huella y vestigios, que debemos preservar”.

Por otra parte, el periodista y escritor Rodolfo De los Reyes, consultado sobre este viaje de conocimiento cultural, señaló:

“Creo que con esta experiencia es el inicio de tomar más seriamente nuestro patrimonio precolombino y colonial existente en nuestra zona de influencia curicana, y que de alguna forma estamos llamados a conocer, investigar, preservar y difundir, a fin que otras generaciones conozcan y aprecien estos lugares.”

Finalmente el director ejecutivo de la CCC, Adolfo González Fuenzalida señaló:

“Cómo Corporación Cultural de Curicó, cabecera provincial estamos llamados a conocer, investigar y difundir, nuestra cultura, patrimonio e historia, por ello hemos participado activamente en diversas iniciativas culturales que benefician a pueblos de nuestra provincia, diversas comunas costinas, hemos hechos acuerdos, difusión, trabajo en conjunto y creo que nuestra área de acción debe legar a los contornos territoriales de Curicó, donde haya algo que hacer por el rescate arqueológico y patrimonial. Seguiremos en esa línea de acción e iremos valorando futuras acciones para concretar muchos proyectos de ese rescate y de esa labor”.

Definitivamente muy bien que un organismo cultural se preocupe de nuestras riquezas patrimoniales, algo muy necesario para nuestro país.